domingo, 5 de mayo de 2013

¿Castilla es una región o es una nación?

 

Según algunos autores, no se puede definir nación de forma independiente de Estado. Considerar esto nos llevaría entonces a considerar el concepto político de nación y a la premisa de que la aspiración de toda nación no sería otra que el de regir su propio destino a todos los niveles, esto es, la de ser un Estado. En esta línea no podemos obviar un hecho histórico y es que Castilla ha sido más tiempo un Estado, un reino, que una parte de España. Con este antecedente, ¿podemos sin más afirmar que Castilla no es una nación?, ¿lo fue y después dejo de serlo de pronto? Al final nos topamos con que los Castellanos no podemos disociar nuestro concepto de Castilla de la relación de ésta con España. Es más, en alguna ocasión me he referido a que la diferencia entre regionalistas y nacionalistas Castellanos estriba en que los primeros definen a Castilla como una región dentro de la nación que es España, mientras que los segundos definimos a Castilla como una nación dentro de la nación de naciones que es España.

Pero la idea de definir España como nación de naciones estuvo presente durante el debate constitucional, durante la transición. Los defensores de la indisoluble unidad de la Patria frenaron el desarrollo de esta propuesta y al final se optó por una expresión de consenso para poder designar a los territorios con aspiraciones o autor reconocimiento nacional: nacionalidad. Se definió España como un Estado plural compuesto por nacionalidades y regiones (y de esos Barros vienen estos lodos: el actual estado asimétrico ... pero esa es otra historia) y no se volvió a hablar de naciones por mucho tiempo.

Entonces vemos que la definición de Castilla como nación o no viene indisolublemente unida en el sentimiento y entendimiento de los Castellanos a la idea política de España. Curiosa circunstancia. Asumido esta realidad, me planteo si la solución no es sino esta: Castilla debe ser un Estado dentro de una definición confederal de España. Así tenemos la Nación-Estado Castilla como conformante de una realidad superior también Nación y también Estado, pero en una jerarquía superior que, sin embargo no menoscaba las aspiraciones de la primera. Otro día hablaremos de federalismo.

Por otro lado, existe el concepto de nación cultural. Desde esta perspectiva, una nación sería una comunidad humana con rasgos comunes a nivel sociocultural (ideas, signos, pautas, tradiciones, incluso carácter), asociada a un territorio, compartiendo una memoria histórica y constituyendo también una comunidad de intereses compartidos con independencia de sus aspiraciones políticas.

Con esta definición, yo al menos lo tengo claro: Castilla es una nación con independencia de si su proyecto político es ser un Estado independiente, un Estado federado o confederado en España o un ente administrativo (por ejemplo, Comunidad Autónoma) dentro del Estado Español. Es por tanto que me declaro abiertamente nacionalista castellano sin que esto signifique (porque no es así), que pretenda un proyecto independentista para Castilla

2 comentarios:

  1. ¿Y porqué no un Estado Europeo más? ¿Por qué esa manía de seguir ligados a un ente administrativo que ya no tiene ni su propia moneda, ni sus leyes, ni sus ayudas agrarias, ...?

    Castilla, estado federado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los dos prismas del concepto Nación existen, y lo ideal es que ambos estadios coincidan. De no ser así, siempre se producen anomalías y tensiones. Pero de no coincidir, el concepto Nación cultural siempre es más fuerte que la Nación Estado, salvo cuando la Nación Estado (bien a través de una Nación dominante, bien a través de la burocracia estatista) consigue adormecer, ocultar o confundir a la Nación cultural.
      Un día te pasaré un trabajo interesante que coordinamos en Derecho Internacional Público al respecto en la Univ. Valladolid. Lo curioso de todo es que existen más distorsiones de las que pensamos: Quebec, Escocia, Kurdistán, Sáhara Occidental, Córcega, la tensión Palestina-Israel...
      Y de todos ellos, el que más curiosidad/tristeza me despierta es Castilla. Negado de Estado propio y separado en distintos microestados sin que éstos tuvieran rasgos diferenciales entre sí que lo justificaran.
      Hasta Kosovo podría ser más justificable como Estado autónomo de Serbia, cosa no ratificada por el Consejo de Seguridad de la ONU. Es decir, que lo de Castilla debería ser objeto de estudio.
      Un saludo,
      La Pedriza es Castilla

      Eliminar